EL KARMA Y EL JYOTISH

El Jyotish y su estudio del karma y la reencarnación

EL KARMA Y EL JYOTISH

La Ley del Equilibrio Universal

Por Astrojyotish Nityanand

Al igual que todas las religiones, el Hinduismo se basa en indagaciones sobre la naturaleza y el fin de la existencia humana. Su creencia se centra en la transmigración del alma, un proceso de evolución que continúa a lo largo de muchas vidas distintas. Así, según los sabios, el objetivo de cada ser humano en su vida debe ser trabajar hacia el logro de la iluminación o la libertad del ciclo de vida y muerte, sosteniendo los placeres corporales como pasajeros y momentáneos en la naturaleza.

pleniluniotauro2011fd-1-976x766.png

Moksha es la liberación de la persona de todo sufrimiento, de la muerte y el renacimiento, y de todos esos lazos mundanos; es la iluminación última y el objetivo último de la vida. La práctica de las sagradas escrituras se centra en la creación de oportunidades para este despertar. Cada pensamiento, palabra y obra crea un samskara o impresión que influye en nuestro recorrido vital.

El Jyotish o Astrología Védica se basa en el principio del karma y la reencarnación, reconociendo el karma como el estudio de nuestras acciones y reacciones resultantes de nuestra experiencia en esta reencarnación. En otras palabras, lo que vivimos actualmente es el resultado de nuestras acciones en vidas pasadas. El Karma se manifiesta a través de dichos samskaras.  Contrariamente, el Dharma es aquel tipo de acción que no genera karma, es decir, la acción correcta en el momento presente o acción libre de yoidad.

El Srimad Bhagavatam es el “árbol de los deseos” de la Literatura Védica. Veda significa Totalidad del Conocimiento. El Srimad Bhagavatam es de hecho una colección de textos que compendia filosofía, religión, sociología, antropología, historia, ciencia, política, psicología y astronomía, por lo que se considera la enciclopedia de la verdad absoluta. Y menciona: “Tal como el viento lleva por el aire pequeñas partículas de polvo, nuestro karma individual nos trae el disfrute y el sufrimiento de la vida material.”

En la era actual, para muchos es exclusivamente la sociedad la que juzga y reprueba al individuo; para otros, la sociedad juzga pero es el Ser Supremo quien finalmente determina nuestro destino tras la muerte.

De hecho, existen tres tendencias principales de pensamiento en relación con el encadenamiento de sucesos que experimenta el ser humano:

  1. El destino no existe, por tanto, utilizamos el libre albedrío para tomar decisiones. La creencia en el destino se considera una superstición.
  2. Concepto de la Ley del Karma: tenemos libre albedrío en la toma de decisiones, pero el resultado de éstas depende de elementos incontrolados (incluye la determinación del Ser Supremo).
  3. Destino y libre albedrío son inseparables, ya que uno forma parte del otro y, por tanto, hay algún propósito en la creación del Universo.

En este sentido, los Vedas mencionan una justicia cósmica, que posee una connotación divina (pues la creación nace del Paramatman o expansión de la Divinidad misma). Esto supone que toda la creación posee las cualidades propias de la Divinidad. A través de ellas, convivimos también con los resultados de nuestros actos, sin necesidad de calificarlos como buenos o malos. Cuando se alude al Karma es para referirse a la Ley de Causa y Efecto. La Ley del Karma y la Reencarnación es la LEY DEL EQUILIBRIO UNIVERSAL, donde las energías opuestas son una misma cosa.

“Así como una lámpara ilumina los objetos en la oscuridad, la astrología nos revela los efectos de nuestro karma previo, ya sea éste bueno o malo. Todos los planetas indican claramente si disfrutamos o sufrimos ahora como resultado de las acciones de nuestro nacimiento anterior” – Prasna Marga

En la Carta Astral podemos ver reflejados nuestros antecedentes y, a su vez, el “dictamen de los jueces cósmicos”. Esto no es más que una consulta de nuestros archivos en el Universo, que llamamos Akasha o Registros Akáshicos. Tan popularmente conocidos en la actualidad, se trata de una técnica reflejada en las escrituras más antiguas y sagradas del Sanatana Dharma, y es considerada la grabadora cósmica.  Ésta (regida por el dios Shiva) nos refleja la naturaleza de nuestras acciones pasadas, el estado de conciencia que manifestamos al abandonar el cuerpo anterior y el destino que nos espera en la siguiente reencarnación.

Es significativo aquí recalcar la importancia del momento de la muerte, en términos de suma de deseos y acciones en la vida de la persona, que marcarán un estado de conciencia particular en ese instante en que dejamos el cuerpo, y que va a determinar la cualidad de la próxima reencarnación. En la cita anterior del Prasna Marga, vendría referido como punya o apunya (mérito o demérito como resultado de las acciones cometidas).

El Bhagavad-Gita también cita: “Cualquier estado de existencia que uno recuerde cuando abandone el cuerpo, ese estado alcanzará sin falta”. Además, sobre el Nishkama Karma (acción sin deseos) dice: “Tu elección está en la acción solamente, nunca en el resultado de ella. No seas el autor del resultado de la acción. No dejes que tu apego sea la inacción.”

buddhaDesde el punto de vista budista, la experiencia de la muerte también es muy importante. Si bien el cómo y el dónde renacer viene determinado por fuerzas kármicas, el instante de la muerte es una ocasión en que se presentarán experiencias profundas y beneficiosas. Un meditador experimentado puede aprovechar su muerte para alcanzar una gran realización espiritual. Podemos encontrar mucha información al respecto en El libro tibetano de la vida y de la muerte, de Sogyal Rimpoché.

Asimismo, el mismo Buddha cita: “Los acontecimientos suceden, las acciones se llevan a cabo, pero no hay ningún hacedor individual”.

Existen diferentes tipos de Karma:

  • Sanchita Karma: suma total de todo el karma acumulado.
  • Prarabdha Karma: karma que está listo para ser expresado y resuelto en esta vida presente.
  • Kriyamana Karma: se crea en el presente, en esta vida, y está frente a nosotros obligándonos a decidir si se acumula o si lo liberamos. Karma de la acción correcta en el momento presente.
  • Agami Karma: karma futuro que vendrá como resultado de los méritos o deméritos de las acciones presentes. Es arrastrado a vidas futuras.

Podríamos anotar que la Astrología Védica descifra nuestro destino en función de nuestras vidas anteriores y las energías que tenemos en el momento de nacer. Además, siempre tendremos en cuenta la forma en que nosotros nos dirigimos o utilizamos esas energías y nuestro entorno, así como el momento histórico en que vivimos, que por supuesto viene determinado por una colocación específica de los planetas. Es por esto que la Astrología se contempla como la unidad entre la Astronomía y su interpretación, el estudio del tiempo y el espacio, de la vida y el destino.

Además, son tres las magnitudes del karma, en cuanto a su intensidad:

  1. Dridha Karma: fijo o fuerte, se cristaliza desde la matriz. No puede ser cambiado mediante nuestros propios esfuerzos en la vida actual, pero sí por intervención divina.
  2. Dridha-Adridha Karma: mixto, y puede ser cambiado mediante un gran esfuerzo por nuestra parte.
  3. Adridha Karma: no fijo y manejable, y puede ser modificado fácilmente mediante nuestra conciencia y esfuerzo.

A través de la Astrología Védica se estudian, además, los modelos de comportamiento de todo ser humano y nos ayuda a entender los efectos psicológicos de otras vidas y las repeticiones energéticas de nuestro subconsciente. El estudio a través de la Carta Astral nos ayuda en gran medida a aprender a controlar y dirigir las fuerzas internas. A continuación quedan reflejados algunos ejemplos de actitudes que pueden fortalecer los tránsitos y períodos planetarios y, por tanto, la evolución o transición del karma:

  • FORTALECER MARTE: frente a su aspereza, la actitud de ser paciente e inteligente. Se puede trabajar la fuerza tanto física como mental, a través de visualizaciones o rituales, o técnicas de expresión y conexión física como las artes marciales o el deporte.
  • FORTALECER LA LUNA: se precisa rodearse de un ambiente meditativo y silencioso, realizar prácticas espirituales y devocionales.
  • FORTALECER EL SOL: se precisa una actitud de independencia y capacidad de estar solo, trabajar la autoestima, los miedos oscuros de la mente, cultivar el coraje y la valentía, toma de decisiones, liderazgo, etc.
  • FORTALECER MERCURIO: se precisa de una actitud que trabaje el intelecto, el jñana yoga o el yoga del conocimiento, relacionarse con lo intelectual, incluso aprender idiomas y ampliar las posibilidades de comunicación con el mundo. A través del reconocimiento externo llegaremos a la comunicación con el propio Ser.
  • FORTALECER JÚPITER: absorber conocimiento, optimismo, potenciar la fe, comunicación elevada, práctica de rituales, ética espiritual, relación con personas elevadas y lugares sagrados.
  • FORTALECER SATURNO: es extremadamente beneficioso realizar adoraciones a los ancestros, conectar con lo divino y practicar la constancia, asumir una disciplina con responsabilidad, la austeridad y peregrinajes, y dedicar tiempo a la entrega desinteresada y la caridad. De esta manera llegamos a estados de paz y ecuanimidad, desapego y perseverancia, evitando situaciones de ansiedad a través de la práctica de la contemplación.
  • FORTALECER RAHU: al dificultar la meditación, la concentración y el discernimiento, la actitud frente a Rahu debe ser cultivar la devoción y evitar satisfacer los deseos vacíos que no son necesidad real. Básicamente, conviene discernir entre verdad e ilusión.
  • FORTALECER KETU: es un planeta que otorga duda, ira, perturbación, conflictos, falta de prudencia y confianza, con tendencias autodestructivas y sensación de falta de libertad. Ketu te apega al pasado, por lo que la meditación en la muerte puede ayudarte a despertar las fuerzas yóguicas que esconde, el auto-análisis y a trascender los sentidos. Agárrate a lo sagrado.

La Astrología Védica es un excelente método para delinear el patrón kármico: los buenos tiempos, los malos tiempos, las lecciones que hay que aprender, etc. Además de la toma de conciencia y cambio de actitudes para favorecer ciertos tránsitos dificultosos en nuestra vida, el Jyotish ofrece diversas técnicas y remedios beneficiosos: Yagyas (ceremonias védicas antiguas) que están entre las medidas curativas más fuertes; Tapas y Ayunos, osea abstenerse total o parcialmente de tomar alimento o bebida por precepto depurativo; Mantras, que también se pueden obtener de un gurú o guía espiritual, o practicar la recitación de mantras sagrados de uso común, pertenecientes a las escrituras; Servicio, del tipo que te nazca, el servicio desinteresado (seva, karma yoga…) es primordial para nuestro equilibrio global; Gemas, recomendadas personalmente según tus períodos; Asanas o posturas de yoga, a través de las que se trabaja la ampliación de la conciencia interior; Pranayama, la respiración que influye en la expansión del prana o energía vital; Dhyana o meditación, también recomendada personalmente según tus tránsitos; etc.

También nuestros karmas actuales pueden ayudarnos. Por ejemplo, si una persona está destinada a ser pobre, será pobre. Pero si hace mucho trabajo duro para ganar más dinero, probablemente lo obtendrá, ya que los karmas presentes también cuentan. Así como sembramos una semilla hoy, debemos ser pacientes para obtener los frutos.

Sri Ramana Maharshi dejó claro que el agente de quien depende el karma es el ego, por tanto cuando no hay “yo” no hay karma. “Sólo hay dos modos de vencer al destino o quedar al margen de él. Uno es investigar a quién pertenece ese destino y descubrir que el único limitado por el destino es el ego. El otro modo es aniquilar al ego por una completa entrega y amor a Dios, sólo por amor y nada más, ni siquiera por el deseo de liberación.”

ramana

Mata Amritanandamayi Devi, conocida como Amma, también nos habla del karma y la reencarnación, insistiendo en la importancia de hacer el bien con determinación para poder salir del ciclo del nacimiento y muerte. Igualmente, recuerda que sin la Gracia de Dios, ninguna acción es completa. Amma nos invita pronunciar cada palabra con atención, sumo cuidado y discernimiento, con el fin de no causar heridas emocionales de difícil cura. “A través de realizar buenas acciones en el presente, podemos disminuir en gran medida las consecuencias negativas de nuestros errores pasados.”

“La ley es simple. Cada experiencia se repite o se sufre hasta que la experimentas adecuada y completamente por primera vez.” – Ben Okri

enjoy-karma

Si quieres recibir más información no dudes en ponerte en contacto conmigo:

Nityanand 640 85 57 59 – astrojyotish.nityanand@gmail.com

Síguenos en:  logo-facebook  Astrojyotish Nityanand

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s